Procedimientos

Hidrogeno en aire espirado

Su niño ha sido citado para un test de hidrogeno en aire espirado.
Este es un test fácil de realizar para ayudar a su médico a saber si su hijo tiene algún problema para digerir y absorber azucares. Nosotros usaremos algunos de éstos tipos de azucares para evaluar si su hijo puede absorberlos (lactosa o sacarosa).
Para prepararse para el test, el día previo
al test su niño debe alimentarse de la siguiente manera:

Niños menores de 5 años:
Un día antes del examen, debe suspenderse los siguientes alimentos:
todo tipo de verduras (cocidas, crudas, conserva)
todo tipo de frutas (fresca, seca, cocida, conserva, mermeladas)
cereales integrales (salvado, avena, arroz integral, nestum, cerelac, etc)
pan integral o de centeno, galletas integrales (de soda o dulces), galletones con harinas integrales o avena
alimentos envasados (en tarro), salchichas, paté
bebidas gaseosas, jugos elaborados o en polvo

Puede comer libremente:
Agua de la llave o mineral
Todo tipo de carnes de vacuno, cordero, ave o pescado, salame, jamón de pavo o cerdo
Huevo en cualquier preparación
Arroz blanco, tallarines, fideos sémola, maicena, chuño
Aceites de cualquier tipo, margarina
Pan blanco, pan de molde
Azúcar granulada y miel en forma moderada
Te, café, sopas sin vegetales

Otras indicaciones:
El día del examen debe venir con al menos 8 horas de ayuno no debe tomar antibióticos en los últimos 30 días previo al examen si toma laxantes debe suspenderlos en el caso de los adolescentes, no debe fumar 6 a 8 horas antes del examen y no debe ser expuesto al humo durante el estudio.
El día del examen diríjase al Laboratorio de Gastroenterología en el subterráneo del Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica. Después de registrarse con las secretarias, tome asiento en el área de espera y una enfermera del laboratorio le llamará.

Una vez en el laboratorio al niño se le pedirá soplar en una bolsa (equivalente a soplar un globo). Para niños que no pueden hacer esto, nosotros usaremos una mascarilla para recoger el aire en la bolsa. Después de las primeras respiraciones, a su niño se le dará a beber un líquido con el azúcar que se está evaluando (para lo cual le solicitamos traer el biberón y chupete que habitualmente utiliza su hijo). Después que el o ella haya finalizado de beber esta solución líquida, nosotros necesitaremos recolectar aire espirado cada 30 minutos por al menos 3 horas. Este aire espirado que llene las bolsas será analizado para ver el contenido de hidrogeno. Con esta información podremos realizar un reporte para evaluar si el azúcar fue absorbida o si él llego al intestino grueso y fue hidrolizada para producir hidrogeno.

Después de que la última muestra de aire es recolectada, usted puede dejar el laboratorio. Su niño puede alimentarse inmediatamente si es que no hay otro examen citado para ese día. Los resultados estarán disponibles en 24 horas. Si usted tiene alguna pregunta, por favor llame al Laboratorio 354-3228.

EL NIÑO HA SIDO CITADO PARA: …………………….a las ………………… (fecha) (hora)