Salud y Enfermedad

Jugos en lactantes

Imagen04

A los niños les encantan los jugos debido a su sabor dulce; los padres adoran los jugos de frutas porque contienen vitaminas, no tienen grasas e incluso satisfacen al más “mañoso” de los niños. De hecho, se estima que alrededor de los 12 meses de edad, el 90% de los niños está ingiriendo jugo de frutas.
Pero recientemente se ha demostrado que mucho de una cosa buena tanbién puede ser peligroso. Cuando los lactantes menores se “llenan con jugo” ellos pueden perder el apetito por la leche y otros alimentos que proporcionan una mayor cantidad de nutrientes esenciales necesarios para un adecuado crecimiento. Un estudio reiente mostró que el beber grandes cantidades de jugos (300 a 1000 cc al día) estaba ligado a un crecimiento deficitario y a desnutrición en lactantes cuyas edades oscilaban entre 14 a 27 meses de edad. Adicionalmente, los azúcares en exceso de los jugos son difíciles de absorver en los lactantes más pequeños, y muchos de estos jugos pueden contribuir a una forma de diarrea crónica inespecífica y también pueden empeorar una crisis de diarrea aguda de causa infecciosa o de otra causa.
Esto no significa que Ud. nunca más deba dar jugo a su niño, sólo significa que los niños deben tomar jugos con moderación. No obstante, los lactantes menores de 6 meses NO deben recibir jugos, ya que su alimentación debe basarse exclusivamente en leche (idealmente de su propia madre).