Leche materna

La extracción manual de leche materna y su conservación
La leche materna se puede extraer con varios fines, incluyendo los siguientes:
- Para prevenir o aliviar el endurecimiento de los pechos
- Para darle rellenos de su propia leche al niño cuando no sube bien de peso
- Para almacenar la leche cuando estén separados la madre y su hijo

Tecnica de extracción manual de leche
1. Elija un ambiente tranquilo, tenga pensamientos agradables acerca de su guagua. Su habilidad para relajarse facilitará que le baje la leche. Lávese bien las manos.
2. De masajes a sus pechos con movimientos circulares, especialmente en la zona de la areola y pezón.
3. Estimule suavemente sus pezones, tirando y arrollandolos entre los dedos. Extraiga y deseche los 2 ó 3 primeros chorros de leche de cada pecho.
4. Coloque su dedo pulgar arriba y el dedo índice por abajo en el borde de la areola, fíjelos ahí hacia sus costillas y no los deslice sobre la piel.
5. Comprima los dedos rítmicamente, como si el niño estuviese mamando. Al principio saldrán gotas y luego chorritos de leche.
6. Extraiga su leche hacia un envase limpio de plástico o vidrio con tapa, si va a guardar la leche.
7. Si la leche deja de salir, masajee de nuevo su pecho o cambiese al otro pecho y continue con la extracción hasta que sienta ambos pechos blandos.
8. Usted notará que su leche va cambiando de apariencia. Al principio sale casi transparente, pero después sale cada vez más blanca y cremosa.
9. En caso de que usted nunca se haya extraído leche antes, le recomendamos que se ponga el niño al pecho primero unos minutos y luego practique la técnica de extracción.
TENGA PACIENCIA, CON LA PRACTICA USTED SE HARA UNA EXPERTA!

Como conservar la leche extraida
- Utilice envases de vidrio o plástico limpios con tapa.
- Lávelos con agua caliente y detergente, dejándolos bien enjuagados antes de usarlos. No es necesario hervirlos.
- La leche extraída se puede mantener a temperatura ambiente hasta por 12 horas. Para mantener la temperatura baja, deje el envase con la leche dentro de un recipiente con agua fría.
- La leche de diferentes extracciones durante el mismo día puede mezclarse en el mismo envase hasta completar el volumen que requiere el niño en cada alimentación.
- Si cuenta con refrigerador déjela al fondo de la bandeja superior, no en la puerta.
- Congele la leche extraída si no la usará dentro de los próximos 4 días. Anote en el envase la fecha y la cantidad extraída.

Metodos de conservación y duración
Temperatura ambiente 8 a 12 horas
Refrigerador Hasta 4 dias
Congelador:
- Refrigerador (1 puerta) 14 días
- Refrigerador (2 puertas) 3 meses

COMO DESCONGELAR, ENTIBIAR Y TRANSPORTAR:

La leche extraida
- Escoja la leche más antigua, para ir renovando la reserva, y la cantidad total que usará al otro día.
- Descongelela lentamente, cambiandola del congelador al refrigerador la noche anterior.
- Agite el envase con leche en agua caliente, no hirviendo. El calor excesivo destruye enzimas y proteínas. No usar microondas para descongelar.
- Recuerde que es habitual que la grasa de la leche extraída se separe dándole un aspecto de "leche cortada". Al agitarla suavemente recuperará su apariencia normal.
- Los remanentes de leche de cada alimentación pueden ser reutilizados sólo durante el mismo día.
- Transporte los envases con leche, de preferencia dentro de una caja aislante con hielo.

Primera comida

Imagen04

Estimados padres

Esta guía pretende entregarles algunos consejos prácticos en relación a la preparación y administración de la primera comida de su hijo, la cual consiste en un puré de verduras con carne y postre de fruta:
La primera comida reemplaza por lo general la mamadera del mediodía. Por ello al comienzo dele primero la comida y luego la mamadera. Cuando el niño llega a comer aproximadamente 3/4 de la taza se suspende la mamadera de esa hora.
La incorporación de los nuevos alimentos debe ser realizada en forma paulatina, comenzando con los de más fácil digestión y cantidades pequeñas (una cucharada) y aumentando progresivamente hasta llegar a la porción necesaria de una taza.
La comida se prepara con carnes sin grasa (vacuno, pollo) y verduras frescas de la estación. Se recomienda usar al menos tres verduras diferentes en cada comida. De esta forma su hijo recibirá una alimentación nutritiva, equilibrada, variada y agradable.
A los 8 meses se incorporan las legumbres pasadas por cedazo y después del año el huevo y el pescado. Si su hijo tiene un buen estado nutritivo no debe agregarle otros ingredientes como arroz, fideos, maicena u otro cereal. No es necesario ni recomendable ponerle sal a la comida. Antes de preparar la alimentación, lave muy bien sus manos, los utensilios para cocinar y las verduras.

Receta para preparar el pure de verduras con carne
Ingredientes: (para una taza)
- Carne: sin grasa, un trozo del tamaño de una caja de fósforos o una cucharada sopera.
- Verduras: usar tres tipos diferentes:
- 1 papa mediana
- 1 trozo de zapallo mediano
- 1/2 zanahoria
- 1/2 zapallito italiano
- 1/2 betarraga mediana
- 1 o 2 hojas de acelga
- Porotitos verdes
- 1/2 tomate.

Preparación:
1. Raspe, muela o corte en trocitos la carne.
2. Lave muy bien las verduras directamente del chorro de la llave y córtelas en trozos pequeños.
3. Ponga a cocer la carne en poca agua fría hasta que hierva 10 minutos y luego
4. Agregue las verduras a la olla en la que se cuece la carne y deje hervir por 10 minutos más.
5. Pase todo por cedazo plástico o licuadora. La comida debe quedar como pure.
6. Agréguele, antes de servir, 1 cucharadita de aceite vegetal o margarina

Jugos en lactantes

Imagen04

A los niños les encantan los jugos debido a su sabor dulce; los padres adoran los jugos de frutas porque contienen vitaminas, no tienen grasas e incluso satisfacen al más “mañoso” de los niños. De hecho, se estima que alrededor de los 12 meses de edad, el 90% de los niños está ingiriendo jugo de frutas.
Pero recientemente se ha demostrado que mucho de una cosa buena tanbién puede ser peligroso. Cuando los lactantes menores se “llenan con jugo” ellos pueden perder el apetito por la leche y otros alimentos que proporcionan una mayor cantidad de nutrientes esenciales necesarios para un adecuado crecimiento. Un estudio reiente mostró que el beber grandes cantidades de jugos (300 a 1000 cc al día) estaba ligado a un crecimiento deficitario y a desnutrición en lactantes cuyas edades oscilaban entre 14 a 27 meses de edad. Adicionalmente, los azúcares en exceso de los jugos son difíciles de absorver en los lactantes más pequeños, y muchos de estos jugos pueden contribuir a una forma de diarrea crónica inespecífica y también pueden empeorar una crisis de diarrea aguda de causa infecciosa o de otra causa.
Esto no significa que Ud. nunca más deba dar jugo a su niño, sólo significa que los niños deben tomar jugos con moderación. No obstante, los lactantes menores de 6 meses NO deben recibir jugos, ya que su alimentación debe basarse exclusivamente en leche (idealmente de su propia madre).